Noticias
Anotaciones
Comentarios

El Irlandés

Póster de la película

Este largo puente es buen momento para ver alguna película. Una de las que mejor critica están teniendo este año es «El Irlandés»; la última por el momento de Scorsese, y producida por Netflix, en lugar de los tradicionales estudios de Hollywood.
De nuevo vuelven Scorsese y De Niro, a hacer películas de gansters. Principios de los años 50, Frank Sheeran (De Niro) es un camionero, veterano de la campaña de Italia de la II Guerra Mundial, transporta carne por los Estados Unidos y entra en contacto con un pequeño mafioso propietario de un restaurante al que decide venderle carne escamoteada de los camiones. Así poco a poco va dándose a conocer entre otros gánsters (italianos) de mayor importancia, hasta convertirse en la mano derecha de Russell Bufalino (Joe Pesci) que comienza a encargarle «pintar casas» (matar por encargo); cosa que no es mayor problema para él. El hilo conductor es el viaje de Frank junto con Russell para ir a una boda en la que aprovechan el trayecto para ir recogiendo algunos «encargos» de Russell; uno de los últimos objetivos de la boda también era arreglar las cosas con Jimmy Hoffa (Al Pacino) el otrora todo poderoso jefe del sindicato de camioneros de los Estados Unidos (sindicato que lo protegió cuando empezó a escamotear la mercancía para vendérsela a la mafia). Durante la historia, Frank se llega a convertir en la mano derecha de Hoffa; pero nunca olvidará sus fidelidad por Russell.
Contada en primera persona y basada en el libro «I Heard You Paint Houses»; que narra la historia (auténtica) de Sheeran. A primera vista salta un poco ver el rostro de los actores rejuvenecidos o avejentados, para lo que han usado diversas técnicas digitales; pero una vez nos acostumbramos estamos ante una buena producción al nivel de Scorsese; una buena película de gansters, trapicheos, asesinatos, ajustes de cuentas, persecuciones del FBI, jueces y fiscales. Es una película larga, 3,5 horas para lo que hay que estar preparado para aguantar en la butaca. Quizás Scorsese ha sido más rápido en otras películas; y esta se hace a veces un poco lenta; pero aún así muy interesante y quizás de lo mejor del 2019; en espera de que termine el año.

Honfleur

P4193708
Después de cruzar el Puente de Normandía, hicimos una pequeña parada; ya cerca de nuestro destino final (Caen) en el pequeño pueblo costero de Honfleur
Después de cruzar la desembocadura del Sena, continuamos nuestra marcha e hicimos parada en el pequeño pueblecito costero de «Honfleur»; una parada casi obligatoria si se pasa por la zona. Muy turístico; ya al entrar en el pueblo un gran parking hace fácil dejar el coche para recorrer sus calles paseando. Tras dejar el coche, lo primero que vimos fue un pequeño puerto interior protegido de la mar; llena de pequeñas embarcaciones; buscamos una cafetería para tomar un café, y seguimos paseando por un pequeño malecón; hasta que giramos para meternos en el casco antiguo y descubrir la iglesia de madera más grande de Francia: Siendo un pueblo costero, con tradición marinera es normal que tuvieran mucha experiencia en las consturcciones de madera en la época de la navegación a vela. De hecho desde este puerto salieron los fundadores de la provincia de Quebec. P4193684 La iglesia de madera tiene un aspecto curioso e interesante y por dentro evidentemente predomina su color, careciendo por completo de piedra. Desde allí seguimos paseando, descubriendo una zona de bares y restaurantes que invitaban a quedarse para la cena; aunque teníamos una hora un poco complicada, ¿temprano aún para cenar? Seguimos paseando por el pueblo hasta descubrir una segunda iglesia y un monumento alegórico de la República Francesa honrando a los muertos en Canton en 1913 (y también como recordatorio de los caídos en la I y II Guerra Mundial). Y tras pasar un rato en Honfleur; cogimos el coche y vuelta a la carretera. Próximo destino: Caen.

Sello Santa Marta 2019

Sellos de Santa Marta Este año, con motivo del Año Jubilar de Santa Marta, por su VII Centenario, la Asociación Filatélica Tucci ha emitido un sello de Correos, dentro del programa «Tu Sello«, con el icono que estos días ha estado adornando Martos para recordar a los marteños la celebración del Año Jubilar de Santa Marta, cuya presentación fue el pasado Domingo 1 de Diciembre en la propia parroquia. Las emisiones están formadas por un Sobre de Primer Día de Circulación; aunque falta el matasellos, junto con una tarjeta postal máxima y un documento filatélico con la historia de los acontecimientos y los datos de las emisiones. En total la Asociación encargó 3 pliegos de 25 sellos. Postal. Sello de Santa Marta 2019

Noche de Juegos

Noche de Juegos El otro sábado por la noche nos quedamos viendo una película en casa; después de los últimos fiascos, intenté buscar alguna comedia estadounidense con mejor crítica y encontré «Noche de Juegos«, y en efecto no me defraudó como comedia. Estrenada en el 2018 y dirigida por John Francis Daley; está protagonizada por Jason Bateman (Max Davis) y Rachel McAdams (Annie Davis), un joven matrimonio que tiene por costumbre juntarse los viernes por las noche con otras parejas para entretenerse con juegos de mesa. Un día el hermano de Max, (Kyle Chandler – Super 8) llega para romperles la rutina. Afortunado en los negocios, rompedor, llega con el coche de los sueños de Max y se lleva a todos los amigos a su terreno; convenciéndolos para jugar en su casa alquilada a la semana siguiente. Una vez allí, les explica que será un juego un tanto especial: Simularán un secuestro y ellos tendrán que resolverlo; aunque ni Max ha contado realmente cuál es su verdadera profesión, ni el secuestro simulado es el real. Y cumple lo prometido; al margen de la historia y la posible violencia del secuestro, la cantidad de malentendidos y soluciones ingeniosas que buscan las tres parejas intentando resolver los acertijos, funcionan increiblmente bien en pantalla y no paras de reir.

Me Hallará la Muerte

Me hallara la muerte.
Esta semana terminé de leerme esta novela de Juan Manuel de Prada (Premio Planeta 1997) del 2012.
Ambientada en la posguerra española; Antonio Expósito es un ladronzuelo de poca monta que se dedica a dar pequeños golpes para intentar salir hacia delante; malvive en una pensioncilla en Madrid e intenta vender juguetes rescatados del Rastro.
Huérfano y sin familia ninguna que se preocupe de él; un buen día conoce a Carmen, una vendedora ambulante de tabaco en la Plaza de las Ventas; tan perdedora como él y a la que convence para que se asocien en sus golpes. Juntos despluman paletos que van a Madrid a echar una cana al aire, mientras Carmen los embauca, Antonio los espera para darles el golpe. Sin embargo no todo sale bien, y huyendo de la policía Antonio decide apuntarse a la División Azul, para poner tierra de por medio y huir de la policía.
Allí coincide con un alférez, Gabriel Mendoza, también enrolado en la División Azul huyendo de su pasado, pero por motivos bien diferentes y con el guarda un gran parecido.
Allí, tras la batalla de Krasni Bor, son hechos prisioneros y enviados a campos de concentración; los tan temidos Gulags. Allí pronto contrasta la personalidad del alférez Mendoza ante las adversidades y como aglutina a los guripas, para tener un frente común y oponerse a la propaganda sovietica lo que lo hace una persona incómoda; por lo que es asesinado y substituido por Expósito, una persona más moldeable para espiar al resto de divisionarios. Innumerables son las penalidades y sacrificios que pasaron en el internamiento en los campos de trabajo; hasta que tras la muerte de Stalin, son repatriados a España en el famoso barco Semiramis.
A su regreso Expósito sigue con su mascarada, pasándose por Mendoza, una persona con mejor posición que la que dejó siendo Antonio Expósito; allí recobra su falsa novia, recibe la herencia y la empresa de su falso padre e incluso el cuidado de la amante del padre. Allí poco a poco, en ese Madrid de los años 50, tan diferente al que dejó comienza a familiarizarse con los negocios, legales e ilegales heredados y destrozando con su impostura y su moral a todo el que se acerca al nuevo Gabriel Mendoza.
Una novela entretenida y amena, con muchas referencias al capital Palacios y su obra sobre el internamiento de la División Azul: Embajador en el Infierno. Quizás no la mejor obra de Prada; pero buena para conocer los hirrores del Gulag.

Publicar anterior