Noticias
Anotaciones
Comentarios

Fin de semana con visita

Pues si, este fin de semana han venido mis padres y la verdad es que hemos intentado aprovechar el tiempo todo lo que hemos podido. Llegaron el viernes por la tarde, y quedamos en el hotel a eso de las 7 de la tarde, así que después de salir del trabajo, me pasé por el piso, dejé los papeles, cogí la cámara y me fui para el hotel. En cuanto pasé por la puerta me llamó mi padre y ya los ví, entré en el hotel, nos saludamos y todo eso, subieron a la habitación, dejaron las maletas y todo eso y nos fuimos a dar una vuelta por el centro, el problema es que ya era tarde y estaba casi todo cerrado. Después de enseñarles un poco el centro fuimos a cenar a la cervecería Hofbríuhaus, probamos el codillo, y la weiíbier y después dimos el día por terminado y nos fuimos para el hotel, dejé a mis padres y yo me fui a mi piso a dormir.
Al día siguiente quedamos temprano porque queríamos ver bastantes cosas, a las 9 nos vimos en el hotel y nos fuimos para la zona donde están los museos y vimos el «Antikensammlung», museo de antigíedades, donde había mucha cerámica griega, bronces y joyas griegas y romanas, piezas en general muy interesantes. Después fuimos a ver la Glyptothek, que es una colección de esculturas de mármol y alguna de metal clásicas (griegas y romanas), también muy interesante. Cuando terminamos de ver estos museos, ya era la hora de comer, así que nos volvimos al centro y fuimos a un sitio a comer, donde probamos las típicas salchichas alemanas, acompañadas de una weiíbier, luego nos quedamos por el centro para ver el carrillón del ayuntamiento, que a las 5 de la tarde mueve unos personajes y tal.
Después de ver el carrillón del ayuntamiento fuimos a ver la empresa donde trabajo y el piso donde estoy viviendo porque les hacía ilusión verlo, después de hecho esto nos volvimos al centro para buscar un sitio donde cenar y cuando ya se hizo tarde nos volvimos al hotel.
El domingo también fuimos de museos, primero fuimos a la colección numismática de Munich, que se encuentra en la Residenz, donde había una colección de monedas griegas y romanas, medievales y luego de países europeos (España, Portugal, Inglaterra, Francia, Noruega, etc.) y también había una exposición de entalles muy interesante.
Luego fuimos a ver la Residenz, que era el palacio de invierno donde vivían los reyes de Baviera hasta el 1918, y también el tesoro de la Residenz, que eran todas las cosas curiosas y joyas que habían ido almacenando la monarquía bávara a lo largo de la historia, desde vasos de cuerno de hipopótamo hasta cuberterías, etc.
Cuando terminamos nos fuimos a comer, y después nos fuimos al Deutsches Museum que teníamos curiosidad por ver los aviones, (en el Deutsches Museum tienen un Bf-109, un Bf-262, un Ju-52, y bastantes más), aunque también vimos la sección de navegación (tienen un submarino de la I Guerra Mundial) y alguna cosilla más.
Cuando cerró el museo (a las 5 de la tarde), nos fuimos al palacio de Nymphenburg, que llegamos y ya estaba cerrado, pero lo pudimos ver por fuera así como los jardines.
Cuando se nos hizo de noche (los jardines eran enormes, para pasear o hacer deporte, uno puede echar todo el tiempo que quiera), nos volvimos al centro y para despedirse de Munich cenamos en el Hofbríuhaus.
Cuando terminamos nos fuimos al hotel, me despedí de mis padres y me fui para mi casa a dormir que hoy hay que trabajar.
En fin el fin de semana ha estado muy bien, sobre todo por eso de ver a la familia, que siempre se agradece, y como ya queda menos para terminar el verano, pues ya mismo nos volveremos a ver.

Dejar un comentario