Noticias
Anotaciones
Comentarios

Excursión a Itálica

2IMGP2714
Hoy he estado en Itálica de excursión. Itálica es una antigua ciudad romana, fundada por los romanos para asentar a veteranos de sus tropas de las guerras púnicas en el siglo III a.C., fue una de las grandes ciudades de la Hispania romana, hasta el bajo imperio, época en la que la ciudad fue decayendo hasta que finalmente fue abandonada y desapareció. Posteriormente, en el siglo XVIII se creó el actual pueblo de Santiponce.
Itálica se dividía en dos partes: la parte antigua, que estaría por donde está el actual teatro y que se encuentra debajo de la actual Santiponce y la parte nueva que se encuentra donde está el anfiteatro y que se puede visitar.
En fin, así que después de esta pequeña reseña histórica, vamos a ver lo que hay por Itálica (Santiponce). Lo primero que visité fue el teatro, que se encuentra en el centro de la actual ciudad de Santiponce. Por lo visto fue descubierto apenas hace 30 años y todavía se encuentra en restauración, aunque en España últimamente las restauraciones que están haciendo de los teatros romanos, están siendo un poco discutidas.
Del teatro de Itálica sólo se puede dar un recorrido por un mirador que hay por la parte superior del graderío, por lo tanto no se puede ver la escena, ni nada en detalle, sólo lo que se ve en la fotografía…
De allí nos fuimos al complejo arqueológico que es donde se encuentra el anfiteatro y los restos de algunas casas romanas.
Los romanos tenían tres tipos de construcciones «lúdicas», que eran el teatro, el anfiteatro y el circo. El teatro era destinado, como su nombre indica a hacer obras de teatro, el anfiteatro para espectáculos y el circo, para carreras. El anfiteatro más conocido es el Coliseo de Roma. Además, según encontró el Fray Alejandro Recio en algunas inscripciones latinas de Martos, en Martos también había un circo, en la zona actual de la Alberquilla.
En fin, que me desvío del tema, cuando se entra al complejo arqueológico de Itálica, lo primero que uno se encuentra casi sin darse cuenta es el anfiteatro. Está muy deteriorado y es que todo este tipo de edificios romanos fueron utilizados durante muchos siglos como canteras de las ciudades…
Se ve que todas las partes de piedra y de mármol ha desaparecido (o casi) y queda toda la estructura de hormigón (mortero de cal). Es interesante verlo, andar por las galerías, subir, verlo desde arriba, desde abajo, y sobre todo compararlo con otro: El de Tréveris (foto). Aunque las comparaciones son odiosas, si me gustaría comentar que el anfiteatro de Itálica tiene mucha más obra que el de Tréveris: El de Tréveris prácticamente no tiene ninguna estructura de hormigón y aprovechaban en gran medida el terreno.
Después nos dimos una vuelta por la «zona residencial», donde hay algunas casas excavadas y se ven las plantas y los mosaicos, interesante ver el Cardo, que por lo visto era uno de los más anchos del Imperio. En la misma zona también se encuentran las termas mayores, aunque muy destruídas, bastante más que las de Trévereis.
Y después de vuelta para el coche que la excursión ya se había terminado, aunque sorpresa, sorpresa, ¿con quién me crucé? Con el mismísimo Carlos Jesús, ese que sale en la televisión… y es que el mundo es un pañuelo.
Y como todavía era temprano, aprovechamos e hicimos una parada en Carmona para ver algunas cosillas, el castillo, las vistas, el anfiteatro de Carmona (que estaba cerrado). También estuve haciendo algunas pruebas con la cámara nueva, que salieron bastante bien.
No deja de ser curioso que todo esto se pueda ver en google maps: el teatro, el anfiteatro, o el anfiteatro de Carmona.

4 Comentarios a “Excursión a Itálica”

  1. Juanillo dice:

    Qué fuerte, una foto con Carlos Jesús!!!

  2. josera dice:

    je, je ¿verdad que sí? Otra más para la colección

  3. Itálica dice:

    […] Fuente imágenes: foto 1, foto 2, foto 3, foto 4 […]

  4. […] entré a visitar fue el Anfiteatro, que se encuentra pared con pared con el Teatro. Similar al de Itálica, aunque quizás no tan en buen estado, se puede entrar por cualquiera de las puertas principales, […]

Dejar un comentario