Noticias
Anotaciones
Comentarios

collage
Ayer para aprovechar el domingo, otra vez con la bicicleta a hacer kilómeros, para no perder la costumbre.
Salí con José María en dirección al Monte Lope álvarez, allí continuamos por la carretera en dirección Albendín, justo hasta el límite provincial, de donde parte una carretera en dirección a los Noguerones.
Al llegar a los Noguerones quería haber tirado por la carretera que va a La Bobadilla para salir a la carretera de Alcaudete, pero por un fallo tonto cogimos otra que sale a la estación de trenes de Alcaudete, con más cuestas y algo más larga, pero bueno, al fin y al cabo íbamos a eso.
Una vez que salimos a la carretera de Alcaudete, volvimos para Martos, pasando cerca de uno de los puentes de hierro del tren del siglo XIX y cerca de una atalaya que hay al lado de la carretera junto a la cual han construído un cortijo. Desde esta atalaya hay una vista muy curiosa del Castillo Víboras, justo delante de la Pandera. Y es que desde cada atalaya había que ver varias otras fortificaciones para poder comunicarse en caso de ataque.
Llegamos al cruce de la carretera de Las Casillas, y para hacer más kilómetros nos volvimos por Las Casillas y La Carrasca, donde aprovechamos para rellenar botes, en vez de coger la carretera general.
El resultado: un palizón: 63 km. en tres horas. A ver que ruta planeo para la semana que viene.

Dejar un comentario