Noticias
Anotaciones
Comentarios

A Santiago de la Espada en moto

Sierra de Segura
Este sábado aprovechando que no había nadie en casa y me apetecía dar una vuelta con la moto, ahora que llega la primavera y temperaturas más suaves, decidí darme una vuelta con la moto.
Siempre había escuchado hablar de Santiago de la Espada, el que es conocido como el último pueblo de la provincia, que pasa la mayor parte del invierno aislado por nieve, y con casi el 50 % de las cabezas de ganado de la provincia.
Salí con la moto, por la autovía de Jaén, Mancha Real, Úbeda, y desde allí la carretera de Albacete, Villacarrillo, Villanueva del Arzobispo y me desvie hacia Santiago de la Espada, y ahí empieza la carretera de sierra Pasé por Cortijos Nuevos, Hornos, una carretera que ya pasa por el parque natural de Segura, una carretera nueva, con buen firme, ancha y con bastantes curvas. A lo largo de los kilómetros se ven animales salvajes y sobre todo, nieve, mucha nieve. Poco a poco la carretera sube, y las vistas espectaculares.
Llegué a Santiago de la Espada y aproveché para echar gasolina y comer. En el hotel de Santiago (Hotel San Francisco), quería tomarme un bocadillo, algo rápido, pero la verdad es que me convencieron para tomar unas chuletillas de cordero; y estando en medio de la sierra, que menos que probarlo. Me atendieron muy bien, y el precio fue también muy barato. Además había un grupo de moteros de trial que venían de hacer rutas por la sierra… y de barro hasta las cejas.
Y sin que se me hiciera muy tarde, me volví para Martos, vía Granada, aunque en vez de pasar por la Puebla de Don Fadrique, me volví por una carretera que me comentaron que tenía mejores vistas (Y creo que muchas más curvas, y bastante estrecha), hasta Huéscar directamente.
Entre Huéscar y Cúllar la carretera era ya una nacional con mejor firme y menos curvas, donde cogí la A-92: Baza, Guadix y Granada, un trayecto muy rápido. En Granada volví a parar para echar gasolina y ya vuelta a casa desde Granada, un camino más que conocido, así que finalmente decidí volverme por Alcalá la Real y Alcaudete.
En total, 496 kilómetros, desde las 10 de la mañana hasta las 8 de la tarde, contabilizando la moto ya 14568 km. ¡Ahí es nada! Un gran paseo, ideal para descubrir los paisajes de la Sierra de Segura.

Dejar un comentario