Noticias
Anotaciones
Comentarios

El Club Dumas

Portada del libro.
Estas últimas semanas decidí releerme «El Club Dumas», la cuarta novela de Pérez Reverte, publicada inicialmente por Alfaguara en el ya lejano 1993; la ya nada desdenable cifra de 26 años. Esta novela posteriormente inspiraría la película «La Novena Puerta» de Roman Polanski en 1999.
Hace bastantes años que me leí esta novela por primera. Bastantes puede significar más de 15 años… Prueba de ello es que no está reseñado en el blog.
Está es la novela donde Perez Reverte muestra su perfil de bibliófilo, su perfil de amante y seguidor incondicional de Dumas. El protagonista es Lucas Corso, un librero que vive como tratante de libros antiguos y raros para coleccionistas. Libros clásicos de los primeros años / siglos de después de la invención de la imprenta. Recibe dos encargos casi simultáneos: uno de un amigo suyo del negocio, La Ponte. otro librero que le encarga autentificar un manuscrito de Alejandro Dumas padre, «El Vino de Anjou», uno de los capítulos de los Tres Mosqueteros. El otro encargo lo recibe por parte del rico editor Varo Borja: «Las Nueve Puertas»; un libro publicado en Venecia en 1666 y cuyo editor Aristide Torchia, fue quemado en la hoguera por la Inquisición, acusado de escribir inspirado por el demonio.
Para todos los que hayan visto en la película, está solo recoge la segunda historia, cambiando un poco los nombres de los personajes.
De esta forma Corso se pone en marcha, primero investigando por Toledo por los orígenes del primer volumen, los encuadernadores hermanos Ceniza, capaces de falsificar un incurable y meterlo en una Biblioteca Nacional, así como la viuda del anterior propietario del libro.
Desde allí pasa a Portugal, Sintra, donde en la Quinta de la Soledad se encuentra El segundo de los ejemplares que Corso debe autentificar y comparar. Sin embargo la mala suerte parece acompañarlo por un lado (aparición de un sicario, muerte de Fargas, el dueño del libro) y protegido por una aparente e inocente muchacha de origen incierto.
De allí pasa a París, donde se encuentra el tercer ejemplar de Las Nueve Puertas en la biblioteca de una condesa, dedicada a publicar libros sobre ocultismo con pingües beneficios; siendo París también la ciudad donde también investigará sobre Dumas.
Una novela muy entretenida de aventuras, donde Perez Reverte nos deja ver y nos muestra sus aficiones y pasiones por los libros antiguos y sus escritores favoritos, muchos ellos, escritores de folletines, denostados por unos y amados por otros. Rezuma el amor por el libro antiguo y por el olor a papel viejo a lo largo de las páginas. Tan inspirador que incluso ha sido capaz de marcar el futuro profesional de algún amigo mío.

Dejar un comentario